Descubre cómo afecta un evento de tensión a tu instalación

Circutor | 15 de junio de 2022

En el siguiente artículo detallaremos cómo interpretar fácilmente la severidad que un evento de calidad puede provocar en nuestras instalaciones.

Es habitual tener dudas sobre cómo una sobretensión, hueco o interrupción de tensión ha podido afectar al funcionamiento de nuestras cargas y equipos electrónicos. Para ello, lo más habitual es instalar analizadores de redes con registro de calidad de suministro capaces de detectar y registrar eventos de tensión, según la actual normativa IEC 61000-4-30, mostrando el momento exacto en que sucedieron, así como su valor máximo o mínimo, para poder revisar el impacto en nuestras cargas.

Cómo gestionar nuestra calidad de suministro

La legislación actual obliga a las compañías eléctricas a controlar la calidad de suministro que entrega a cada cliente. La normativa a considerar en los países de la Unión Europea, incluida España, es la EN 50160. Esta exige la realización y envío de informes estadísticos anuales sobre la evolución del nivel de suministro entregado a los clientes por cada centro de transformación.

La instalación de analizadores de calidad de suministro proporciona información relevante sobre la evolución de múltiples variables eléctricas, así como la detección y registro de eventos de calidad como sobretensiones, huecos, interrupciones o transitorios que pueden afectar al tanto al rendimiento de tus centros de transformación como a las instalaciones de tus clientes.

 

¿Qué problemas provoca una mala calidad de suministro?

Problemas debidos a eventos en la tensión suministrada

  • Corresponden a circunstancias ocasionales ocurridas espontáneamente en la red de distribución eléctrica debido a fenómenos meteorológicos o maniobras de red.
  • La definición de eventos de calidad se establece en la IEC 61000-4-30.

Problemas debidos a una mala calidad de suministro por parte de la compañía eléctrica

  • Corresponden a estadísticas de parámetros relacionados con la tensión suministrada por la compañía eléctrica o distribuidora de energía.
  • Los límites permitidos se establecen en la normativa EN 50160.

Cómo se miden los eventos de calidad

En nuestras instalaciones pueden ocurrir variaciones de tensión, provenientes de compañía eléctrica, que afecten al buen funcionamiento de nuestras cargas, equipos electrónicos y, en definitiva, a nuestro servicio.

Estos eventos de calidad, normalmente son espontáneos, producidos por averías, paradas técnicas o incidencias en los transformadores o líneas de transmisión y distribución, que afectan a todos los usuarios conectados a un mismo centro de transformación.

Por esto motivo, es exigido que un equipo de calidad de suministro pueda registrar eventos que afecten a la calidad de servicio, siguiendo las directrices marcadas por la norma internacional IEC 61000-4-30 (Clase A), detectando cualquier sobretensión, hueco o interrupción de tensión, con una duración mayor o igual a medio ciclo. Esto equivale a 10ms en redes a 50 Hz y 8 ms en redes a 60Hz.

Los márgenes para la detección de un evento de calidad por defecto vienen definidos según la siguiente descripción:

  • Tensión nominal superior al 110% de su valor nominal à Sobretensión
  • Tensión nominal entre el 90% y el 10% de su valor nominal à Hueco
  • Tensión nominal inferior al 10% de su valor nominal à Interrupción

Estos valores pueden ser modificados según el reglamento, norma técnica o decreto en función de cada país.

Esta información, nos servirá como testigo de cara a resolver cualquier reclamación por daños ocasionados en nuestras las instalaciones, ya sea por rotura de equipos, por malfuncionamientos de cargas o líneas de producción o por una interrupción de servicio causada por un corte de suministro.

Calidad de suministro servicio

Gráfica de eventos de tensión según IEC 61000-4-30

 

Efectos eventos de calidad

Sobretensión

  • Daños en cargas, equipamiento electrónico y disparo protecciones.
  • Disparos en la protección diferencial por aumento de fugas de los equipos con filtros EMC como variadores de velocidad.

Hueco

  • Malfuncionamiento de los equipos/resets y paradas productivas.

Interrupciones

  • Paradas productivas y de servicio.

 

Curvas CBEMA e ITIC

Las curvas CBEMA e ITIC son dos curvas que nos muestran de un solo vistazo cuántos eventos de calidad han ocurrido en nuestra instalación y los efectos que estos han podido provocar en nuestras cargas y equipamientos electrónicos. Por lo tanto, estas dos curvas marcan una serie de límites de afectación en función del nivel de tensión y duración de cada evento.

A principios de los años 90 se definió la curva CBEMA para demostrar de una forma sencilla los efectos que un evento de calidad podía producir en una instalación eléctrica. Sin embargo, debido al aumento de nuevos equipos de control basados en electrónica, estos límites tuvieron que revisarse para ajustarlos a la realidad del momento, ya que las cargas eran más susceptibles a ser dañadas por variaciones de tensión, naciendo la curva ITIC.

Gráfica ITIC

Ejemplo curva ITIC

 

Cómo interpretar fácilmente la severidad de un evento de calidad de suministro

Las curvas CBEMA e ITIC definen tres zonas de eventos que nos indican el efecto producido:

1.- Región prohibida (Zona roja)

Zona de sobre-tensión. Es probable que el evento de tensión provoque daños en la electrónica de la instalación, paradas de producción teniendo que reemplazar los componentes electrónicos dañados.

2.- Región de funcionamiento sin daño (Zona amarilla)

Zona de sub-tensión. El evento provoca paros y resets en la electrónica de la instalación, provocando costes indirectos en los sistemas de producción.

3.- Región de funcionamiento sin interrupción (Zona verde)

Los eventos de tensión que se encuentran en esta zona no provocan daños en la electrónica ni paradas de servicio de la instalación. Se considera zona segura, asegurando la continuidad de suministro sin incidencias en la electrónica instalada.

Los analizadores de calidad de suministro son de gran utilidad para la generación de informes relacionados con las actuales normas de calidad, así como para resolver cualquier disputa relacionada con el servicio suministrado a nuestros clientes.

 

Descubre nuestra completa gama de analizadores de redes eléctricas con calidad de suministro que sirven para comprobar la calidad de la tensión de tu instalación.

MYeBOX

MYeBOX. Analizador de redes portátil con registro de eventos de calidad y transitorios.

CVM-A1500

CVM-A1500A. Analizador de redes con registro de eventos de calidad y transitorios con certificado de calibración en Clase A (IEC 61000-4-30).

Normativa

UNE Certificado IEC

EN 50470

La instalación de analizadores de calidad de suministro permite realizar informes estadísticos, normalmente basados en la normativa de calidad EN 50160, para asegurar que la calidad de onda entregada por compañía eléctrica cumple con los requisitos mínimos establecidos. De esta forma aseguramos que el suministro eléctrico siempre cumplirá los estándares de calidad, sin afectar al rendimiento de la instalación.

Normativa IEC 61000-4-60

IEC 61000-4-30

La instalación de analizadores de calidad de suministro permite detectar eventos puntuales de calidad según normativa IEC 61000-4-30, tales como sobretensiones, huecos o interrupciones, pudiendo cuantificar el tipo de evento y su duración. Estos equipos nos permiten adoptar soluciones capaces de mitigar el impacto de una mala calidad de suministro en la producción, así como reclamar a las compañías aseguradoras cualquier daño producido.

ESCRITO POR CIRCUTOR

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

NEWSLETTER