Continuidad de servicio

Evitar paradas en el suministro eléctrico nos permite asegurar la disponibilidad de nuestros servicios tanto a clientes como a trabajadores, aumentando nuestros beneficios.

No garantizar la continuidad de servicio en el sector terciario, edificios o infraestructuras supone una pérdida económica. Una parada inesperada, debido al disparo de una protección eléctrica, puede suponer un gran coste económico debido a que dejamos de ofrecer un servicio a nuestros clientes o porque nos enfrentamos a una posible pérdida de material en instalaciones que manipulen alimentos como restaurantes, supermercados, panaderías o cafeterías.

Para proteger correctamente nuestra instalación debemos de tener en cuenta la tipología de cargas instaladas ya que una incorrecta selección de la protección diferencial puede causar problemas tanto por disparos intempestivos, interrumpiendo constantemente nuestro servicio, como por la no actuación en presencia de fuga real, pudiendo causar daños a personas o a elementos de nuestra instalación.

Seguridad

Una mala selección en la protección diferencial puede provocar un bloqueo en presencia de fuga real, arriesgando a personas y elementos de la instalación, así como disparos intempestivos con fugas inferiores a su umbral de disparo.

Continuidad de servicio

Protección diferencial tipo A

Equipos diseñados para proteger instalaciones donde existe riesgo de fuga a tierra de corriente alterna C.A y corriente pulsante. Es la protección más extendida en el sector terciario, edificios e infraestructuras, preparada para proteger lineas de iluminación, fuerza, sistemas de ventilación sin convertidor, hornos o cargas resistivas.

Continuidad de servicio

Protección diferencial tipo B

Equipos diseñados para proteger instalaciones donde existe riesgo de fuga a tierra de corriente continua C.C. o compuesta por fugas en corriente alterna C.A. + corriente continua C.C.

Utilizada como protección universal para sistemas de climatización, ascensores, escaleras mecánicas, cámaras frigoríficas, sistemas informáticos o SAIs.

Continuidad de servicio

Protección diferencial tipo A y B con reconexión automática

Estos equipos disponen de un sistema encargado de reconectar automáticamente los diferenciales, evitando la interacción humana y solucionando un problema provocado por un defecto puntual.

Protección tipo A

¿Por qué instalar protección tipo A ultrainmunizada?

A pesar de ser la protección más habitual, para evitar disparos no deseados debemos diferenciar aquellas soluciones con sistema ultrainmunizado de los que no, ya la selección de un diferencial ultrainmunizado puede ahorrarnos paradas de servicio que no deberían aparecer en condiciones habituales.

Aquellos dispositivos sin sistema ultraimmunizado pueden disparar debido a una fuga superior al 50% de su calibre, pudiendo producir un disparo con una corriente de fuga muy inferior al límite de disparo. Esto supone que, por ejemplo un dispositivo que asegure la protección a partir de 30 mA puede disparar una vez superado el límite de 15 mA. En cuadros de distribución donde existen varias líneas, se podría dar la casuística que la acumulación de fuga a tierra sea inferior a 30 mA y que el dispositivo dispare a partir de 15 mA, un umbral muy inferior a los 30 mA exigidos.

Para evitar este efecto, Circutor dispone de equipos ultrainmunizados, los cuales garantizan el disparo a partir del 85% del calibre del interruptor. Es decir, siguiendo con el ejemplo anterior, estos dispositivos aseguran el disparo a partir de corrientes superiores a 25 mA y nunca excediendo de los 30 mA exigidos por el sistema de protección.

La protección ultrainmunizada asegura la continuidad de servicio cuando se producen fugas debidos a armónicos de hasta 1 kHz o debido a un defecto transitorio como el producido por una descarga atmosférica.

Protección tipo B

¿Cuándo es recomendable la instalación de protección diferencial tipo B?

Sistemas de climatización, ascensores, escaleras mecánicas, cámaras frigoríficas, sistemas informáticos o SAIs utilizan corriente con componente en continua. La protección diferencial a usar en este tipo de aplicaciones siempre será tipo B, ya que esta asegura la protección de las personas e instalaciones en las que exista una posibilidad de fuga en corriente continua y/o alterna.

La protección tipo B es la exigida por los fabricantes de estos componentes para asegurar el buen funcionamiento de la protección diferencial, asegurando su correcto disparo en caso de fuga a tierra. Tal y como hemos comentado anteriormente, si la protección en estos sistemas no es la adecuada se podrían producir disparos intempestivos, afectando al nivel de servicio o un cegamiento, evitando el disparo al existir una fuga real, pudiendo afectar directamente a la integridad de las personas o a los elementos físicos de la instalación.

Protección con rearme automático

Cómo asegurar la continuidad de servicio sin tener que desplazarnos a la instalación

El disparo de una protección diferencial puede causar importantes gastos para cualquier instalación si la línea o equipo a proteger no está siempre vigilado por los responsables de mantenimiento. Para asegurar la continuidad de servicio en estos casos, es imprescindible la instalación de equipos con sistema de reconexión automático ya que puede afectar al funcionamiento de escaleras mecánicas, ascensores, cámaras frigoríficas o sistemas informáticos.

Estos equipos disponen de un sistema encargado de reconectar automáticamente los diferenciales, evitando la interacción humana y solucionando un problema ante a un defecto intempestivo. De esta forma, es posible evitar cualquier desplazamiento al cuadro eléctrico para realizar la maniobra de rearme, ahorrando tiempo y dinero.

Circutor, dispone de una amplia gama de soluciones con reconexión automática tipo A y tipo B para asegurar el correcto funcionamiento, en cualquier momento, frente a fugas a tierra.

PRODUCTOS

Protección diferencial tipo A

Soluciones para fugas en corriente alterna y pulsante.

Protección diferencial tipo B

Soluciones para fugas en corriente continua y/o alterna y pulsante.

Protección diferencial tipo A con rearme automático

Soluciones para fugas en corriente alterna con reconexión alterna y pulsante.

Protección diferencial tipo B con rearme automático

Soluciones para fugas en corriente continua y/o alterna con reconexión alterna y pulsante.