Puntos clave a la hora de realizar una auditoría

Circutor | 12 de mayo de 2022

Cada día es más frecuente detectar incidencias en las instalaciones eléctricas, como pueden ser armónicos, disparos intempestivos de las protecciones, daños en los componentes electrónicos y muchos otros problemas de calidad. Esto se debe a que cada vez son más comunes las cargas con fuentes conmutadas, los variadores de frecuencia o inversores, los puntos de recarga de vehículos eléctricos, etcétera.

Por este motivo, es necesario tener un mayor conocimiento de las instalaciones y del comportamiento de las cargas que conectamos. Y, como herramienta para el análisis de nuestras instalaciones y de las cargas, Circutor dispone de los analizadores de redes.

Con la ayuda de los analizadores de redes podemos tener la certeza de estar previniendo y detectando un buen número de problemas en las instalaciones eléctricas.

 

¿Qué son los analizadores de redes?

Los analizadores de redes son capaces de medir y calcular multitud de parámetros eléctricos que nos indican el estado de nuestra instalación. Nos aportan información acerca de cómo se comportan las cargas conectadas. También nos permiten, si registramos los datos durante un periodo de tiempo, conocer los hábitos de consumo y el coste de cada uno de los usos de la instalación en cuestión.

CVM A1500

Analizador de redes con registro de eventos de calidad y transitorios Certificado de Calibración Clase A

Sistema Line

Line-EDS-PS, Gestor energético con PowerStudio y servidor web integrado

MYeBOX

Analizador de redes portátil trifásico con registro de eventos de calidad y transitorios

Existen muchos modelos de analizadores de redes. Se diferencian según el tipo de instalación a la que se conecten, la clase de montaje, la cantidad de variables que miden y muchos otros aspectos constructivos o funcionales. Por ejemplo, algunos se instalan de forma permanente (son los analizadores fijos) para comunicarse con un software de PC, como puede ser el Power Studio Scada de Circutor, y así crear un sistema de gestión de energía. Otros, en cambio, se pueden instalar durante un periodo concreto de tiempo (los analizadores portátiles) para hacer una auditoría temporal en un punto de la instalación o para analizar el comportamiento de una carga en concreto.

El software de gestión de energía PowerStudio es el aliado ideal para analizar los datos energéticos imprescindibles en una auditoría

Antes de instalar y configurar el analizador, hay que responder a las siguientes preguntas:

¿Qué? ¿Dónde? ¿Cuándo? ¿Cómo?

Responderlas nos ayuda a seleccionar el tipo de analizador y configurarlo correctamente para lo que necesitamos en cada caso. Veámoslo con más detalle:

¿Qué?

Es muy importante tener claro el objetivo de la medida que vamos a realizar para determinar los parámetros que tenemos que registrar. La razón es que no se necesitan los mismos parámetros ni el mismo tiempo de registros en una auditoría energética, por ejemplo, que cuando se dimensiona una batería de condensadores o se analiza el desequilibrio de las fases o la máxima demanda.

¿Dónde?

Debemos conocer la instalación, disponer en la medida de lo posible de un esquema unifilar y decidir dónde debemos medir para obtener lo que necesitamos o estamos buscando con el registro. Es clave saber si tenemos que medir en el punto de conexión con la red o necesitamos medir en la entrada de una carga generadora de perturbaciones. Así mismo, hay que saber qué tipo de instalación es la que vamos a analizar, el número de fases, la tensión y la corriente nominal.

¿Cuándo?

Hay efectos en la red que se producen con más frecuencia a unas horas que a otras, ya que coinciden con otras operaciones que se puedan estar ejecutando en la red o con la puesta en marcha de alguna máquina pesada o generadora de perturbaciones.

Para algunos análisis en concreto, se necesita que la instalación esté en una situación particular a la que no siempre podemos llevarla. Por ejemplo, para dimensionar una batería de condensadores, hay que asegurar que la instalación está por encima del 80 % de carga (el 100 % es lo ideal). También tienes que conocer si en la instalación existe una batería ya instalada y registrar un tiempo suficiente su comportamiento con esa batería apagada.

Sin embargo, hay otros efectos que son atemporales. En esos supuestos, tienes que esperar a que sucedan cuando el analizador está registrando.

¿Cómo?

Seleccionando correctamente los parámetros necesarios, configurando el periodo de registro correcto y realizando un registro el tiempo necesario para obtener la información que necesitamos. Y teniendo en cuenta que en muy pocos casos se requieren todas las variables en periodos inferiores a un minuto.

No es correcto configurar un periodo de registro de un segundo para detectar eventos de calidad. Los eventos de calidad pueden tener una duración de 20 milisegundos por lo que no se apreciarían en una integración de valores de un segundo.

La detección de los eventos de calidad o transitorios es asíncrona, por lo que se detectan aunque el periodo de registro seleccionado sea de 10 o 15 minutos.

En conclusión, los analizadores de redes son herramientas que nos permiten tener un conocimiento más exhaustivo de nuestras instalaciones, con el objetivo de prevenir y detectar posibles fallos. Queda claro, pues, que una buena elección del analizador de redes y una correcta configuración hacen posible que dispongamos de la información necesaria para este tipo de análisis.

Gracias al empleo de los analizadores de redes, podemos llevar a cabo los análisis pertinentes con las necesarias garantías.

ESCRITO POR CIRCUTOR

COMPARTE ESTE ARTÍCULO

NEWSLETTER
SERIES DE PRODUCTO ASOCIADAS