Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y ofrecer contenidos de interés.

Al continuar, entendemos que acepta nuestra Política de Cookies. Puede modificar las opciones de almacenamiento de cookies en su navegador. Saber más

Acepto

Destacados

Nueva década y nuevos retos

el .

Iniciamos el año 2020 dejando atrás diez años de experimentación, de debate intenso en el que la humanidad ha tenido que tomar grandes decisiones. También en el ámbito de la energía. ¿Cómo podemos hacer compatible el desarrollo económico de la sociedad sin continuar alimentando el cambio climático? Esta es la cuestión. Y la respuesta, aunque nos puede parecer que no ha sido contundente, la dimos en la COP25 com acto de cierre de una década y el inicio de una nueva etapa.

Los años 20 han de ser los años del gran cambio. En Europa se ha formalizado bajo el nombre de "The Great Green Deal" y nuestro país, después de las recientes declaraciones de emergencia climática, ha quedado en forma del Plan Nacional Integral de Energía y Clima PNIEC y de las Leyes de mitigación del cambio climático.

En todos estos documentos hay tres elementos comunes:

  1. La mejora continuada de la eficiencia energética tanto de los aparatos como de los edificios y procesos industriales.
  2. La electrificación de la demanda, sustituyendo usos energéticos basados en los combustibles fósiles que son los principales emisores de gases de efecto invernadero para electricidad mucho más diversificada y limpia.
  3. Fuerte aumento de la penetración de las renovables en la generación de electricidad que permita la sustitución de las fuentes más contaminantes, com el carbón a corto plazo y el gas natural posteriormente.

A gran escala, tanto los parques eólicos como los parques solares han tomado el protagonismo del sector eléctrico ya que son las tecnologías que más se están instalando en el mundo desde hace ya unos años y no paran de crecer para acelerar la transición hacia un sistema de balance neutro en emisiones de efecto invernadero al que la mayoría de economías están apuntando para el 2050.

A pequeña escala es el autoconsumo el elemento que está contribuyendo a esta revolución energética. Poder generar la electricidad allí donde se necesita, poder consumir energia de proximidad, de km 0 que utiliza un recurso local, renovable y gratuito. Este paradigma es hoy una realidad gracias a los últimos decretos legislativos aprobados tanto por el gobierno de España como el de las diferentes autonomías que tienen competencia en materia de energía.

El último paso está a punto de llegar en forma de regulación del procedimiento de transferencia de información de datos de consumo y generación entre las empresas distribuidoras y las empresas comercializadoras de electricidad. Esta regulación permitirá la entrada en funcionamiento de la famosa compensación simplificada de energía.

FD-nueva-decada-1
Evolución global anual de la capacidad fotovoltaica instalada 2000-2018
FD-nueva-decada-2
Previsión del mercado fotovoltaico anual europeo 2019-2023

La compensación simplificada permite valorizar económicamente la electricidad excedentaria de un sistema de autoconsumo generando un crédito que es descuento del coste de la energía de la factura del usuario del sistema de autogeneración. Este hecho permite aumentar la rentabilidad de las instalaciones que presenten excedentes, com es el caso de muchas instalaciones en el sector residencial.

Los siguientes avances que nos han de llegar son los que sucederán de la plena adopción del reglamento europeo de la guía para el balance de electricidad a través de la que se pondrán en marcha nuevas actividades económicas relacionadas con la electricidad, como los mercados de regulación de tensión y frecuencia, la agregación de la demanda o la venta de energía entre iguales.

FD-nueva-decada-3
Top europeo en perspectiva de mercado fotovoltaico

Poder generar la electricidad que consume un mismo edificio es hoy en día técnica y económicamente factible y en los próximos meses lo será aún más, ya que las nuevas reglas permitirán al gestor o propietario del edificio decidir qué hacer con su generación, consumirla, acumularla o venderla a un tercero de forma que la amortización de la inversión realizada sea lo más corta posible mejorando los beneficios tanto a nivel económico como medioambientales.

Si a esta autoproducción de la energía le añadimos la posibilidad de utilizarla en la carga del propio vehículo el ahorro generado se multiplica dado que podemos estar consiguiendo la sustitución de combustibles que ronden los 10 € por cada 100 km por electricidad autoproducida a un coste no superior a 1 €.

El mejor elemento que muestra esta comunión entre generación neta y recarga de vehículo eléctrico es sin ningún tipo de dudas, la pérgola fotovoltaica, que permite cubrir áreas de estacionamiento al aire libre proporcionando sombra y generando la energía que los vehículos estacionado requieren para sus trayectos diarios de forma simple, económica y sin emisiones de contaminantes a la atmósfera ni a nivel local ni a nivel global.

En este sentido, CIRCUTOR presenta en la edición de la feria GENERA 2020 su nuevo diseño de pérgola solar con recarga de vehículo eléctrico totalmente integrada como producto estrella que ha de permitir hacer este tipo de instalaciones de forma mucho más sencilla y económica.


Gráficos del informe "EU Market Outlook Solar 2019-2023" de la Asociación Europea de Energía Solar

 

Contacte con nosotros:
t. 93 745 29 00
 

 

Últimas soluciones y productos en sección Destacados
Manténgase al día y visite la sección de Noticias


Síganos en: Twitter, FacebookLinkedin, Google+ y Youtube

circutor32x32

Contacto

CIRCUTOR, SA
Vial Sant Jordi s/n, 08232
Viladecavalls (Barcelona) Spain
Tel: (+34) 93 745 29 00
Fax (+34) 93 745 29 14

Servicio de Asistencia Técnica

(+34) 93 745 29 19

SAT

© 2015 circutor.com. Todos los derechos reservados